Manuel Guerrero García. Contribuciones al alineamiento interno del facilitador: Modelando a Bert Hellinger

CONTRIBUCIONES AL ALINEAMIENTO INTERNO DEL FACILITADOR: MODELANDO A BERT HELLINGER

AUTOR: Manuel Guerrero García

TUTOR: Francisco Lorca Valverde

FECHA: 30 de Diciembre de 2018

RESUMEN:

Introducción e información general

Hace unos veinte años, el autor de este trabajo leyó un libro titulado Trance-Fórmate. El libro es una transcripción de un seminario de hipnosis impartido por Richard Bandler y John Grinder. Bandler y Grinder, creadores de la disciplina conocida como PNL (Programación Neurolingüística) habían observado a Milton Erickson (probablemente el más grande hipnoterapeuta conocido) mientras trabajaba y habían distinguido un conjunto de patrones verbales y no verbales que reunieron en un modelo muy elegante de lo que  Erickson hacía ayudando a sus pacientes (recogido en dos volúmenes titulados Patterns of the Hypnotic Techniques of Milton Erickson, 1975,1977). Dicho en términos de PNL, lo habían modelado.

Como he dicho, leí el libro. Poco después, le hablé con entusiasmo a un pariente sobre ello e insistió en que practicase con él lo aprendido. Probé y, al primer intento, entró en un trance en el que experimentó varios fenómenos hipnóticos y del que volvió siendo la segunda persona más asombrada de nosotros dos. Aquella experiencia fue para quien esto escribe una prueba inolvidable del poder del modelado.

Sobre el trabajo de Bandler y Grinder, Erickson escribió: 

“Patterns of the Hypnotic Techniques of Milton H. Ericsson, escrito por Richard Bandler y John Grinder, es una exquisita simplificación de las infinitas complejidades del lenguaje que uso con los pacientes. Leyendo este libro, he aprendido mucho sobre las cosas que he hecho sin saber que las estaba haciendo”.

En esta cita de Erickson se encuentran implícitas tanto las limitaciones como las virtudes del modelado. Por una parte, un modelo es una simplificación que no puede reflejar toda la riqueza de lo que hace la persona modelada (por decirlo con una célebre frase de Korzybsky, 1980: “El mapa no es el territorio”), especialmente si se trata de alguien extraordinario por su talento, experiencia y saber acumulado. Por otra, el modelo clarifica y a menudo descubre elementos que se vuelven comprensibles, susceptibles de aprender y aplicables para otros sujetos, permitiéndoles hacer mejoras significativas en su desempeño. A esto hay que añadir que a menudo, como Erickson sugiere en la cita, el propio sujeto modelado toma conciencia de patrones, estructuras y distinciones que le ayudan a entender mejor cosas que hacía de manera intuitiva, como resultado de una dilatada experiencia o de la mera genialidad, pero que a él mismo no le resultaban claras.

El presente trabajo, en el que se explora la labor teórica y práctica de Bert Hellinger desde esta perspectiva, parte de las enseñanzas de la PNL en el arte del modelado, adaptándolas en lo que se ha considerado necesario para la especificidad del sujeto y la materia modelados. Por supuesto, no es su pretensión llegar a decir la última palabra sobre las contribuciones de Hellinger como facilitador, pero sí busca aportar: 

a) Un conjunto de distinciones clave que aporten claridad sobre aspectos importantes del modo de trabajar de Hellinger, muy especialmente el de su alineamiento interno: cómo se relaciona interiormente con un conjunto de elementos de diferentes niveles para ajustar su actitud durante la ayuda.

b) Recursos y prácticas que sirvan a quienes facilitan Constelaciones Familiares y Sistémicas en adelante, “CFS” por economía)  para integrar esas distinciones y así enriquecer el abanico de recursos de que disponen para la práctica de las CFS. 

El trabajo se divide en tres partes. En la primera,se realiza una breve introducción a la definición, fundamentos y herramientas del modelado. En la segunda, usando dichas herramientas y principios y tomando como fuente libros y grabaciones en vídeo, se analizan tanto las explicaciones que Hellinger da sobre su trabajo como sus intervenciones prácticas, realizando el modelado. En la tercera, se plasma el resultado en un modelo que incluye diferentes niveles de detalle.

En la sección de anexos se incluye un conjunto de prácticas que tienen como fin la integración de las distinciones y los modelos formulados en la investigación. Dichas prácticas pueden usarse tanto en un formato de autoayuda (para el trabajo personal del facilitador orientado a mejorar su desempeño) como en otros, por ejemplo el grupal, que puede ser útil en formaciones de Constelaciones Familiares y Sistémicas, supervisiones y talleres avanzados.

Envía Un Comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeCheck Our FeedVisit Us On Instagram